domingo, 8 de septiembre de 2019

Vecinos se despiden de la estación de Atxuri


Reivindican que se convierta en "un espacio público y social" para el barrio


BILBAO . Los vecinos y vecinas de Atxuri han realizado hoy el último viaje en tren de Atxuri a Bolueta. Acompañados de trikitrixa y pandereta, alrededor de 200 personas han montado en el tren de las 12.10 horas de la mañana para despedirse de la centenaria parada. 


Reivindican que el espacio que deja de ser usado por Eusko Tren se convierta en "un espacio público y social que responda a las necesidad del barrio, de la escuela García Ribero y de todo el distrito".


A partir de mañana lunes, los trenes procedentes de Bermeo que todavía tienen como estación terminal el emblemático edificio ribereño serán desviados en la estación de Kukullaga para entrar por los túneles de la línea 3 de metro.

 

Vecinos se despiden de la estación de Atxuri





Alrededor de 200 personas reivindican que la estación centenaria se convierta en "un espacio público y social" para el barrio.


 Con este cambio ya anunciado por Euskotren, los usuarios de la línea que atiende las necesidades de la comarca de Urdaibai podrán llegar hasta el centro de la capital vizcaina y bajarse en la estación de Casco Viejo-Zazpikaleak o incluso llegar hasta la de Matiko si sus necesidades de movilidad lo requieren.


 La estación de Atxuri dejará de estar operativa como parada ferroviaria, aunque seguirá albergando las instalaciones y oficinas centrales de Euskotren.

Una unidad del tranvía accede a la parada actual en Atxuri que será reformada.



Una unidad del tranvía accede a la parada actual en Atxuri que será reformada.  


La estación bilbaina de Atxuri, de la compañía Euskotren, dejará de funcionar el próximo lunes, 9 de septiembre, cuando los trenes empezarán a entrar a Bilbao por la línea 3 del metro, con lo que se cerrará una historia de 127 años como terminal ferroviaria.

BILBAO. Euskotren ha informado este jueves de que el lunes entrará en vigor el horario de invierno en todas sus líneas de ferrocarril, incluidas las lanzaderas en autobús al Hospital de Usansolo y al Parque Tecnológico de Zamudio. 


La principal novedad es el cambio de itinerario en la línea Bilbao-Bermeo (E4), ya que a partir del lunes los trenes entrarán hasta la estación de Matiko a través de la Línea 3 del metro de Bilbao (perteneciente a Euskotren).


Esta modificación, que mejorará la comunicación con el centro de Bilbao y facilitará la conexión con las otras dos líneas del metro, supondrá que la histórica estación de Atxuri -así como el apeadero de Bolueta- dejará de funcionar como terminal ferroviaria.


La primera estación de Atxuri se inauguró hace 127 años, en 1882, aunque el emblemático edificio que la caracteriza, obra del arquitecto Manuel María Smith, acoge la terminal desde 1914.


Euskotren ha indicado que, pese al cambio de recorrido desde el próximo lunes, la frecuencia de trenes en la línea Bilbao-Bermeo (E4) se mantendrá como el invierno anterior y solo habrá una "leve variación" en el horario de paso de algunos trenes.


Se mantendrá un único servicio de refuerzo semidirecto por la mañana, a las 6:58 horas, de Gernika a Matiko.


Según la compañía ferroviaria, el resto de las líneas (E1 Matiko-Amara, E2 Lasarte-Hendaia, E3 Lezama-Kukullaga/Etxebarri y L3 Matiko-Kukullaga/Etxebarri) tampoco experimentarán cambios significativos respecto al invierno pasado.



 
Los últimos viajeros del último tren
 

Atxuri en vía muerta


El último tren de pasejeros llegó a la mítica estación a las 23.20 horas procedente de Bermeo






domingo, 1 de septiembre de 2019

EL ÚLTIMO VALLE La ‘Supersur’, la autopista que destrozará la zona de mayor valor natural de Bilbao para ganar dos minutos


El Lehendakari Iñigo Urkullu leía el mes pasado una Declaración Institucional de Emergencia Climática, aprobada en el Consejo de Gobierno. En ella, resaltaba que la lucha contra el cambio climático es un desafío mundial que incumbe a todas y todos, especialmente a las entidades más cercanas y que conocen mejor las demandas y necesidades de la ciudadanía.


El Lehendakari subrayaba que el Gobierno Vasco suscribe esta Declaración reafirmando asimismo el compromiso con la Estrategia de cambio climático Klima 2050 y la Estrategia Energética 2030. 


 “Manifestamos la plena convicción de que Euskadi puede liderar este desafío y convertirlo en una palanca de transformación hacia una economía más competitiva y climáticamente neutra”, ha señalado.


Unas palabras muy bonitas defendiendo la lucha contra el cambio climático, sin embargo las acciones llevadas a cabo Euskadi no guardan relación con estas declaraciones.


 La ampliación de la ‘Supersur’ (la Variante Sur Metropolitana de Bilbao) supone un fuerte impacto debido a la inversión necesaria para su construcción y el daño medioambiental sobre el entorno del Bolintxu. 


El proyecto, promovido por la Diputación Foral de Bizkaia, costará 47 millones de euros por kilómetro para ahorrar 2 minutos, afecta a una zona de especial protección del Pagasarri (Bolintxu) y se trata de una autopista que no llega ni al 50% del tráfico previsto. 


Tres razones de peso para paralizar el proyecto.


El tramo de la Supersur actualmente en servicio (entre Santurtzi y Larrasquitu) no está cumpliendo con su función de descongestionar la A-8 pese a los 900 millones de euros que costó su ejecución, según indica Greenpeace. 


De acuerdo a los últimos datos de tráfico la Supersur tan solo ha captado un 12% del tráfico total del eje. Los 13.500 vehículos que registra diariamente la Supersur están muy lejos de la estimación de 24.000 que motivó su construcción.



EL ÚLTIMO VALLE




 Documental que aborda los impactos económicos y medioambientales del proyecto de la construcción de la variante Sur Metropolitana (Super-Sur). 


Ademas de ser un derroche para una infraestructura innecesaria, su construcción amenaza seriamente la supervivencia de la biodiversidad que caracteriza al valle de Bolintxu, el último valle natural que nos queda en Bilbao.


Greenpeace, entidades vecinales y ecologistas que componen la Plataforma Supersur Ez!, vienen ejerciendo una oposición activa a los planes de la Diputación Foral de Bizkaia de construir una autopista de peaje paralela a la actual A-8, una actuación que no se justifica en términos de demanda. 


«¿Es necesario hacer esa autovía y destrozar la zona de mayor valor natural de Bilbao?», se preguntan.


Resulta incomprensible que mientras las administraciones nos piden un uso más racional del vehículo privado promuevan su uso construyendo grandes autopistas”, señala Adrián Fernández, responsable de la campaña de movilidad de Greenpeace, quien exige también que “la Diputación priorice el transporte sostenible en sus presupuestos en lugar de dedicarlo a autopistas para ahorrar 2 minutos al coche”, como sucede en el tramo del Bolintxu.


Greenpeace advierte que infraestructuras como la Supersur consolidan un modelo de movilidad metropolitana plenamente orientado al vehículo privado. La Supersur induce un mayor volúmen de tráfico y por tanto se incrementa tanto la contaminación atmosférica como las emisiones de CO2.


El transporte es el máximo emisor de CO2 en el País Vasco junto a la industria, pero mientras ésta se ha reducido un 43% desde 1990, las emisiones del transporte han aumentado un 230% en el mismo periodo. Continuar con un modelo de transporte basado en autopistas no es consecuente con la emergencia climática decretada por el Lehendakari hace menos de un mes.



 https://spanishrevolution.org/la-supersur-la-autopista-que-destrozara-la-zona-de-mayor-valor- 






domingo, 25 de agosto de 2019

Bilbao cerrará la Aste Nagusia con la tradicional quema de Marijaia

Marijaia. Foto: EFE 

 Marijaia.

Bilbao cerrará la Aste Nagusia con la tradicional quema de Marijaia

  
Tras nueve días de fiesta, los bilbaínos y visitantes despedirán a Marijaia a partir de las 20:30 horas.


La tradicional quema de Marijaia cerrará hoy la Aste Nagusia de Bilbao, "una de las más participativas y multitudinarias de los últimos años", según ha destacado el Ayuntamiento bilbaíno.


Tras nueve días de fiesta, en los que se han programado más de 400 actividades, los bilbaínos y visitantes despedirán a Marijaia a partir de las 20:30 horas, con la salida de las traineras de Deustu Arraun Taldea desde Zorrotzaurre hasta el entorno del Puente de La Merced.


Desde allí, acompañarán a Marijaia, que transcurrirá bajo los puentes del Arenal y el Ayuntamiento hasta el pantalán de la Plaza Pío Baroja, donde será recibida por la Txupinera, Itsasne Núñez, y la Pregonera, Beatriz Sever.


El acto culminará hacia las 22:00 horas con unas palabras finales por parte de la pregonera, tras lo cual, con la canción 'Agur, Marijaia' de fondo, "la reina de las fiestas volverá a consumirse entre las llamas y la Villa recuperará poco a poco su ritmo habitual", han relatado desde el Ayuntamiento.


ETB1 y eitb.eus ofrecerán en directo la despedida a Marijaia, dentro del programa 'Bilboko Aste Nagusia 2019', a partir de las 22:00 horas.

Astondoa pone el broche final a los fuegos de la Aste Nagusia bilbaína



*
*

 La pirotecnia de Bizkaia, un clásico en las fiestas de Bilbao, ha sido la encargada de despedir los fuegos de la Aste Nagusia, fuera de concurso.




Cientos de personas secundaron ayer en Bilbo la marcha convocada por el Movimiento Proamnistía y Contra la Represión en el día grande de Aste Nagusia




 Cientos de personas secundaron ayer en Bilbo la marcha convocada por el Movimiento Proamnistía y Contra la Represión en el día grande de Aste Nagusia



Cientos de personas secundaron ayer en Bilbo la marcha convocada por el Movimiento Proamnistía y Contra la Represión en el día grande de Aste Nagusia. La marcha partió de la Plaza Zabalburu y tras recorrer el barrio de San Francisco terminó en Bilbao la Vieja.


En la intervención final se denunció la militarización de la que está siendo objeto Euskal Herria a cuenta de la cumbre del G7 y toda la represión desatada por los estados hacia quienes protestan ante este encuentro de las grandes potencias capitalistas. También exigieron la Amnistía para tod@s l@s pres@s polític@s y reivindicaron la legitimidad de la lucha.
 

Amnistiaren aldeko manifestazioa Bilboko Aste Nagusian 24.08.2019

 

 Cientos de personas han participado en la manifestación convocada por el Movimiento pro-amnistía y contra la represión en el día grande Aste nagusia de Bilbo




Euskal Herria, ocupada, apaleada y dividida por falsas fronteras. Euskal Herria, plagada de perros de distintos colores para robar su tierra a la clase trabajadora y regalársela a los representantes del imperialismo asesino. 


Miles de millones de euros despilfarrados en la cumbre del G7 para asegurar los privilegios de unos pocos mediante la ruina de la mayoría.




Hoy han convertido Biarritz, por medio de la violencia, en la ciudad principal del capitalismo. 

Hoy han convertido Biarritz, por medio de las fuerzas armadas, en epicentro de los pueblos oprimidos.




Hoy en convertido Biarritz en el resumen concentrado de la opresión histórica sobre Euskal Herria. Nuestra solidaridad a todxs lxs anticapitalistas detenidxs por protestar ante las reuniones de los sanguinarios. ¡Fuerzas de ocupación, fuera de Euskal Herria! ¡Libertad para lxs detenidxs!





Hoy nos estamos manifestando a favor de la amnistía total de quienes más han dado en contra de este sistema genocida, de quienes más dieron a favor de la liberación nacional y social de Euskal Herria. Porque la reivindicación de la amnistía es, también, un alegato a favor de la legitimidad de la lucha, una llamada a revelarse contra nuestros verdugos.





La reivindicación de la amnistía es la negativa a poner la otra mejilla, eso que tanto pregonan los pacifistas de pega que patalean ante la lucha revolucionaria. Esos falsos pacifistas que con sus palabras de santurrones ayudan a que la violencia estructural de los Estados sea aplicada sin oposición de ningún tipo. Esos pacifistas de discurso simple que de boquita dicen estar en contra de todo tipo de violencia, pero que con sus acciones facilitan la que ataca a la clase trabajadora y a Euskal Herria.





Para nuestro movimiento ha sido una prioridad desde el primer día defender el carácter político del conflicto por medio de la reivindicación de la existencia de represaliadxs políticxs, y ahora queremos sumar a la reivindicación de la amnistía la defensa de la legitimidad de la lucha. La lucha es derecho y deber de todo pueblo que quiera sobrevivir, la lucha es derecho y deber para esa clase trabajadora que no acepta vivir en la servidumbre.





Todavía hay presxs que como consecuencia del ciclo anterior tienen décadas de años de cárcel por cumplir, y como consecuencia de las luchas de hoy y del futuro surgirán nuevxs presxs. 

 La amnistía seguirá siendo, por tanto, una reivindicación imprescindible durante las próximas décadas. 

En estos tiempos en los que nos quieren convertir en un pueblo dócil, demos un impulso a un pueblo luchador. 


Luchar es legítimo.


 ¡Amnistía total! Gora Euskal Herria askatuta!




Texto completo en: https://www.lahaine.org/fO5x





miércoles, 21 de agosto de 2019

Hablamos con los hippies del piso de Bilbao de los 70 “Descubierto un piso hippie en Bilbao”.

No hay descripción de la foto disponible.
 

Hablamos con los hippies del piso de Bilbao de los 70 


“Descubierto un piso hippie en Bilbao”.


 Este es uno de los titulares que ha rescatado Javier Ochagavía, a quien entrevistamos en Verne para hablar de su cuenta de Twitter, dedicada a la arqueología de hemerotecas.


 En el recorte, publicado en La Gaceta del Norte en 1974, se puede leer que la policía arrestó a 5 chicos y 2 chicas, que en el piso se ocultaba un niño fugado de 12 años y, lo que más llamó la atención de los tuiteros, que “practicaban las relaciones prematrimoniales”.


Publicamos la entrevista este domingo y unos días más tarde recibimos un correo electrónico de Mikel López Iturriaga, responsable de El Comidista, en el que nos regalaba una exclusiva: uno de los supuestos hippies de la noticia era Jose López Iturriaga, su hermano mayor.


 Nos pusimos en contacto con él porque teníamos muchas preguntas que hacerle: ¿cómo era aquella comuna hippie? ¿Quién era aquel niño? Y, sobre todo, ¿era cierto que practicaban las relaciones prematrimoniales?


Hippies con contrato de alquiler


Jose López Iturriaga actualmente está al frente de sus pizzerías en el País Vasco, pero en 1974 era un estudiante de Filosofía y Letras. El piso no era ninguna comuna: juntó a unos amigos “y como no teníamos dónde meternos, alquilamos un piso megacutre en la parte vieja de Bilbao”.


 Lo usaban para quedar de vez en cuando y para alguna que otra fiesta, y lo describe como “un cuchitril interior en una planta baja. Veías cómo crecía el moho”.


Eso sí, con contrato de alquiler, que se pagaba religiosamente entre todos: 250 pesetas por cabeza, como especifica la noticia del tuit, publicada en La Gaceta del Norte, que añade que el piso se usaba para “estudiar, hacer experimentaciones de arte cultural, para reuniones asociacionistas de intercambio de opiniones y para la práctica de relaciones prematrimoniales…”.


Los puntos suspensivos cierran el párrafo.


En cuanto al niño de 12 años, López Iturriaga cuenta que el niño era huérfano y vivía con sus tíos, que al parecer lo maltrataban. “Dos amigas nos preguntaron si podía quedarse en el piso durante un tiempo, porque tenía miedo de volver a casa y nosotros, con toda nuestra ingenuidad, dijimos que sí”.


Esa fue la causa de que la policía se presentara en la casa, donde también encontraron a López Iturriaga y a un amigo suyo, a los que se llevaron a la jefatura de policía de Bilbao.


¿Hasta dónde habéis llegado?
 
Pasaron tres días encerrados: “Yo tenía 19 años.
 
 No éramos conscientes de lo que nos estaba pasando. 

Hasta entonces solo nos habíamos preocupado de disfrutar de la vida y de ser felices”. 
  
Y se encontraron en un cuartelillo “franquista, fascista”.


El interrogatorio no se centró, precisamente, en el niño de 12 años: “Lo del niño quedó olvidado. 
 
Se dedicaron a hacernos confesar qué hacíamos con las chicas en ese piso”. 
 
En fin, lo de las relaciones prematrimoniales que aparecían en la noticia.
 

 “Lo importante para ellos era el qué, el cómo y hasta dónde habíamos llegado”.


Había otro asunto que preocupaba a la policía: “Aquel era un piso de universitarios y podía pasar cualquiera. 


Dio la casualidad de que alguien dejó un posavasos con un símbolo ácrata, creo recordar, lo cual nos hizo pasar por las dependencias de la brigada social”, es decir, la policía secreta que por aquel entonces perseguía los movimientos antifranquistas.


“Fue una experiencia que se parecía más bien a cuando en las películas de Misión Imposible pasan por Rusia: nos llevaron al típico sótano mal iluminado y nos hicieron pasar varias horas de pie”.


No llegaron a la violencia física con ellos: “Sí hubo amenazas y se ensañaron”. Durante el interrogatorio “fue pasando toda la brigada criminal. Era un fin de semana largo, creo que el del Corpus.


Estaban muertos de aburrimiento y se entretuvieron con nosotros. A veces uno se hacía el bueno, después otro te amenazaba… Todas las tácticas más básicas y primitivas. Pero, claro, nosotros solo éramos unos críos”.


Estaban muy asustados. “Cantamos la ópera”, dice, y por jefatura fueron pasando los “ocho o nueve [siete, según el artículo publicado] que figuraban en el contrato de alquiler del piso, incluida otra hermana de López Iturriaga”.


Todos ellos se quedaron en una celda común, menos Iturriaga y su amigo -”los importantes”, comenta en tono irónico- que estuvieron aislados hasta que les tocó pasar al juzgado de guardia.


Y esa fue otra experiencia difícil de olvidar: “El juez ya había decidido que tocaba ir con ropa de verano: llevaba un traje blanco, zapatos blancos, pajarita… Nos preguntó cuatro cosas y decidió que aquello era competencia del juzgado de instrucción, así que nos mandó a mi compañero y a mí a la cárcel de Basauri. No me creía lo que me estaba pasando”.


López Iturriaga estaba acusado de escándalo y su amigo, de escándalo y de estupro (relaciones con una menor), ya que su novia de entonces, May, tenía 16 años. Adelantemos parte del final feliz: su amigo y May siguieron juntos y tuvieron cuatro hijos.


 Luego se separaron y May actualmente está casada con López Iturriaga. "Lo normal entre hippies", añade, con sorna.


“Me tocó a mí vivir esa época”


En Basauri solo pasaron una noche, bajo la protección, cuenta, de un fan de Jimi Hendrix con quien congeniaron en el furgón, de camino a la cárcel.


Al día siguiente y en el juzgado de instrucción, “mi padre vino con un abogado, que nos explicó que el juez se había disculpado con nosotros. Al parecer, tenía cierto grado de amistad con la brigada criminal y les había montado un pollo porque aquello nunca tendría que haber llegado tan lejos”.


El caso quedó sobreseído, cosa que López Iturriaga tenía presente siempre que iba a un aeropuerto: “Durante 10 años, cada vez que cogía un avión tenía que presentar un documento del juzgado con el sobreseimiento”.


Además de eso, “incluso hoy en día, cualquier cosa que tenga que ver con la policía me sigue aterrorizando”.


Para él fue una experiencia desagradable, desde luego, pero no duda al decir que “los principales damnificados fueron las familias. Recuerdo que mi madre pasó mucho tiempo enferma y en la cama, como yo nunca la había visto”.


López Iturriaga ni siquiera había tenido una juventud conflictiva: “No fui especialmente rebelde. Simplemente me tocó a mí vivir esa época”. Y recuerda que, por suerte, sus padres “eran muy liberales”.


Eso sí, “me cayó una bronca y nos obligaron a dejar el piso. Normal, el propietario tampoco quería saber nada de nosotros”.


Pero hubo situaciones más graves, como en el caso de May: la fiscalía tenía la intención de internarla en un centro de menores. “Su madre movió todo lo posible y logró evitarlo”.


De La Gaceta del Norte a Twitter


Aunque López Iturriaga conserva a sus amigos de entonces, “el tema desapareció durante años de nuestras vidas: no tuvo más incidencia ni hablábamos de ello”. Tampoco llegó a saber qué había pasado con aquel niño de 12 años.


Aun así, “al final acabé haciéndome con algunos recortes de prensa. Se publicó en periódicos de Bilbao, claro, pero la noticia llegó también a algún diario de Galicia”. Y añade: “Los titulares y el tratamiento periodístico eran más propios de una novela de Pepe Carvalho o incluso de Mendoza que de lo que realmente pasó”.


Nos pasa dos recortes: el primero es de La Gaceta del Norte, el diario recogido en el tuit. El texto menciona que las paredes del piso “estaban decoradas con frases, versos, pinturas alegóricas y alusiones, algunas de carácter inmoral”.



El Correo Español incluye una foto de una de las pintadas “soeces”: se trata de una “estatua de la libertad sexual” que hoy nos parece más que inocente. Incluso va vestida.


 Además de la obligada referencia a las “experiencias prematrimoniales”, el diario añade que “gracias a este servicio policial se ha terminado con un lugar de perversión de gente adolescente”.


El artículo concluye con una advertencia a los padres para evitar “desviaciones hacia el libertinaje”.


Le llama la atención que un tuit con esta historia se haya movido por Twitter: “Para mí lo más divertido es que más de 40 años después esto se vea con una perspectiva totalmente diferente”.


Y apunta: “Soy muy consciente del tiempo en el que vivo y el que me tocó vivir, y tengo muy buena memoria. Todo esto era realmente así, no era cosa de dos periodistas chalados.


Muchos no se imaginan lo que fue vivir esos tiempos y, sobre todo, lo que fue vivir esos interrogatorios”.




https://verne.elpais.com/…/11/artic…/1484146462_139448.html…





martes, 20 de agosto de 2019

El hijo del saudí que se emocionó en su visita a San Mamés también es hincha del Athletic

Video insertado


El pequeño es un gran seguidor del Athletic


 

 VIDEO DEL NIÑO EN EL ENLACE DE ARRIBA

 

Andoni, el hijo de Saeed Alanazi, siente los colores tanto como su padre y besa el escudo y anima a los leones en un enternecedor vídeo





El pequeño es un gran seguidor del Athletic./Twitter

*
 Varios besos al escudo y clásico cántico de 'Athleeeeeeeetic, eup!'. Andoni ha enternecido a las redes sociales con un simpático vídeo compartido en Twitter por su padre. Hasta aquí, todo normal. Un niño que siente los colores casi desde la cuna. Pero la particularidad de este pequeño es que, además, es de Arabia Saudí y es un auténtico forofo. Como su aita.
 

Andoni es hijo de Saeed Alanazi, un joven de 32 años que en 2014 cumplió su sueño de ver un partido en San Mamés. «Soy del Athletic desde 2003», declaraba entonces a este periódico. En aquel viaje desde Kuwait no pudo celebrar una victoria de los leones, pero vivió una experiencia que difícilmente olvidará.


Arabe aficionado del Athletic Club de Bilbao - El día después 29/09/2014



  *


Una historia que supera la realidad. La historia de Saeed Alanazi el hincha del Athletic Club y hasta su hijo se llama Andoni. La historia de un hombre que ama Bilbao.


Presenció un encuentro desde las primeras filas y vivió el ambiente con algunos de los hinchas más conocidos de La Catedral. Pero la cosa no quedó ahí.





Al día siguiente, la guinda. Este profesor de inglés, que aparece en su perfil de Twitter con la camiseta del Athletic, remató su viaje con una visita a Lezama, donde tuvo la oportunidad de conocer a los jugadores.


El encargado de recibirle, y con regalos, fue Iraola, aunque también quisieron saludarlo Aduriz, De Marcos, Balenziaga y Gurpegui.


Aduriz, De Marcos, Balenziaga y Gurpegui, junto al hincha saudí.



Aduriz, De Marcos, Balenziaga y Gurpegui, junto al hincha saudí



La presencia del exjugador fue la que más emocionó a Saeed, que rompió a llorar cuando lo abrazó.
 

Tanto debió de marcar este viaje al joven que ha transmitido a su hijo el amor por los colores.


 La afición se le nota hasta en el nombre. El pequeño es tocayo de Iraola.




domingo, 18 de agosto de 2019

La Semana Grande de hace un siglo

Joselito y Belmonte, dos figuras que se dieron cita en las fiestas de Bilbao de 1919. / 


 Joselito y Belmonte, dos figuras que se dieron cita en las fiestas de Bilbao de 1919. 


La tranquilidad social por la que pasó Bilbao aquel mes de agosto de 1919 hizo que muchos se animaran a visitar la villa y, cómo no, a acudir en masas a las corridas de toros

  

Las fiestas de 1919 tuvieron su nota triste. El 20 de agosto falleció en Zuazo, Álava, a los 75 años, Emiliano de Arriaga. 


Escritor y bilbaíno purista, dejó patente esta característica en casi todos sus escritos en los que reflejó la imagen de un Bilbao singular y casi exclusivo de aquellos que se resistían a aceptar los cambios que imponía el progreso.


 Entre sus obras, destacaron el 'Lexicón bilbaíno', 'Revoladas de un chimbo' y 'La Pastelería'. 


En el momento de su muerte ostentaba la presidencia de la Sociedad Filarmónica y la representación consular de Costa Rica y Nicaragua. «Por su carácter era estimadísimo de todos –señaló El Noticiero Bilbaíno–, y por su seriedad y excelente trato, respetado en todas las clases sociales. 


Su muerte constituye un verdadero duelo en Bilbao». No era del todo cierto. Las reseñas de la muerte de Emiliano de Arriaga no fueron extensas. 'El Noticiero Bilbaíno', el diario 'Euzkadi' y 'El Nervión' sí mentaron el hecho. Lo hicieron de forma breve, aunque sentida. No hizo lo mismo 'El Liberal'. 


 El silencio del periódico progresista relativizó el reconocimiento unánime que algunos señalaron.


 Emiliano de Arriaga estaba más que cercano al nacionalismo y en sus escritos dejó traslucir, de forma nada disimulada, un rechazo a los elementos que consideraba ajenos a Bilbao. 


Sus descripciones de la vida de la villa durante la segunda parte del siglo XIX, no estuvieron exentas de polémica pues muchos vieron en ellas un claro rechazo hacia los inmigrantes.


La muerte de Emiliano de Arriaga no alteró el ritmo festivo. 


Las fiestas siguieron tal y como se esperaba. 


De hecho, la semana festiva de hace un siglo fue, en comparación con las de años precedentes, todo un éxito.


 A pesar de que el Ayuntamiento siguiera en sus trece de no implicarse más en la organización de los festejos, la animación en las calles fue fantástica y la afluencia de forasteros batió todos los récords. 


Al parecer, la tranquilidad social por la que pasó Bilbao aquel mes de agosto de 1919, hizo que muchos se animaran a visitar la villa y, cómo no, a acudir en masas a las corridas de toros. 


Y eso que durante aquellos días los bilbaínos vivieron un conflicto para nada desdeñable: la huelga de barberos. 


Las peluquerías se convirtieron en terreno peligroso debido al comportamiento violento de muchos huelguistas que, para evitar que se abrieran los negocios, no dudaron en lanzar piedras contra ellos, hubiera o no clientes en su interior.


 Se hablaba por ello de lo impopular de una protesta que perdía su legitimidad desde el momento en que apostaba por una violencia que lo único que podía hacer era perjudicar seriamente a los propios huelguistas.


Ante la afluencia de foráneos a la villa –turistas a día de hoy–, 'El Noticiero Bilbaíno', puso el foco en la escasez de plazas hoteleras que tenía Bilbao. «Pero ese número de forasteros no aumenta en la proporción debida porque no encuentra en Bilbao hoteles y fondas donde acomodarse».


 Y aunque ya se habían comenzado a construir dos hoteles, el diario pedía que la oferta se ampliara también a las clases más modestas, aquellas que no podían permitirse pagar habitaciones de lujo o semilujo


Se acompañaba esta petición con el ejemplo de San Sebastián, donde además de contar con establecimientos para las clases acomodadas, también se ofrecía alojamiento a las personas más modestas. 


Se lograba así animar a los forasteros que, poco o mucho, siempre gastaban algo en sus visitas.


Sin duda alguna, en 1919, el mayor gasto que hicieron los visitantes fue para ver las corridas de toros. 


La plaza se llenó hasta la bandera todos los días.


 Buena parte de aquel éxito estuvo en la presencia de dos de las figuras más importantes del momento. Joselito y Belmonte se dieron cita en Bilbao para proseguir con su particular duelo taurino. 


Dos estilos distintos, dos personalidades diferentes que hablaban ante el toro y levantaban pasiones. 


Los dos triunfaron en la Villa. 


La nota discordante la pusieron algunos revendedores que, listos como el hambre, intentaron hacer el agosto a costa de los aficionados. 


La reventa no era una actividad prohibida.


 Los había que revendían entradas pero se ajustaban a un límite de comisión autorizado mientras que otros, aumentaban los precios hasta hacerlos desorbitados. 


Contra estos últimos el Gobernador Civil dio la orden de actuar y requisarles todas las entradas. 


Otro de los aspectos destacados de las fiestas de agosto de 1919 fue la tranquilidad en las calles


«El gobernador civil tuvo ayer elogios para el Cuerpo de Vigilancia, porque durante las últimas fiestas no se han registrado robos, timos, etc. –recogió 'El Noticiero Bilbaíno'-, que con tanta frecuencia se realizan aprovechando la aglomeración de las personas». No sólo eso.


 Se reconocía que, en general, la gente había tenido mucha más templanza y que se habían evitado muchas cuestiones «que por desgracia degeneran en riñas y terminan, en ocasiones, en lamentables crímenes». 


La mayor parte de la gente disfrutó de todas las atracciones y espectáculos en paz, lo cual, se aseguraba, había mejorado en mucho la imagen de Bilbao y, a buen seguro, sería todo un acicate para animar a más forasteros a visitar la villa.


Las fiestas de 1919 fueron todo un éxito de público. Bilbao se llenó de turistas y la gente disfrutó de lo lindo.


 La iluminación de edificios y lugares, que corrió a cargo del Ayuntamiento, fue magnífica y todos los paseos y lugares emblemáticos de la Villa estuvieron a rebosar.


 Tampoco faltó personal en teatros y cinematógrafos.


 Daba la sensación de que, después de mucho tiempo, Bilbao había vuelto a disfrutar de verdad de sus fiestas de agosto. 



 IMANOL VILLA



 http://dozz.es/9ihhn1?fbclid=IwAR3oKVcWvXtVzytcoq6z3-l5VDvKC8XMii- 





TXUPINAZO ASTE NAGUSIA BILBAO 2019 ...

*



TXUPINAZO ASTE NAGUSIA BILBAO 2019




 Las fiestas de Bilbo han arrancado esta tarde con un gesto hacia la valentía de los niños y las niñas transexuales.


Bea Sever condensó en pocas líneas un sentir mayoritario en el Botxo: a nadie le importa qué tiene Marijaia bajo la falda y todos quieren que el mundo sea una infinita Aste Nagusia.
 



La capital vizcaina se rinde ahora a nueve días de celebraciones.