viernes, 21 de octubre de 2022

Primera aparición pública de Kepa Junkera tras sufrir un Ictus

 


    Primera aparición pública de Kepa Junkera tras sufrir un Ictus


*

Primera aparición pública de Kepa Junkera tras sufrir un IctusDocumental que repasa parte del enorme legado y que da a conocer la historia de superación del pionero trikitilari Kepa Junkera.

   BERPIZTU Kepa Junkera - Teaser


*

Documental que repasa parte del enorme legado y que da a conocer la historia de superación del pionero trikitilari Kepa Junkera.

*


jueves, 6 de octubre de 2022

Bilbao . Somos lo que somos por lo que nuestros antepasados hicieron...

 

  Bilbao, ay, cómo has cambiao 

 

 Somos lo que somos por lo que nuestros antepasados hicieron...




Comienzos de la Aste Nagusia y las konparsas

 


* Comienzos de la Aste Nagusia y las konparsas  Gaspar Melchor de Jovellanos le escribió a su Rey refiriéndose a los vascos: “este pueblo no ha menester que le diviertan, sino que le dejen divertirse”.  Durante los negros años de dictadura franquista en Bilbo no había fiestas. 

La llamada Semana Grande de agosto solo ofrecía espectáculos de pago, opera, toros, teatro,… sin identidad propia y sin participación de la ciudadanía.

 En 1973 (del 20 al 25 de agosto) el Corte Inglés organizó y patrocinó la “I Semana de Deporte Rural Vasco” en Bilbao. 

Durante una semana se ofrecieron exhibiciones gratuitas de Herri Kirolak con los mejores deportistas del momento.

 Esta actividad fue algo nuevo y tuvo una gran acogida entre la población.  

Ante la gran acogida Quico Mochales, relaciones públicas de El Corte Inglés, tuvo la idea de realizar un concurso para reunir propuestas que acercasen las fiestas a los ciudadanos. 

En 1974 expuso esta idea al ayuntamiento, cuya alcaldesa era Pilar Careaga, que lo rechazó. 

 En 1977 Zorion Eguileor, periodista y locutor de radio, lanzó desde su programa la idea de realizar una kalejira y de esta forma iniciar unas futuras fiestas populares, callejeras, participativas,… 

El éxito de la convocatoria superó al propio Eguileor y ese día se dieron cita en la calle unas 5.000 personas. 

Hombres y mujeres de todas las edades, ikurriñas, banderas del athletic, txistularis, dantzaris,…  

En este mismo año, con una gestora municipal en el Ayuntamiento y con un alcalde en funciones, Jose Luis Berasategui, que no se presentaría a las elecciones, se volvió a presentar la propuesta, y esta vez sí fue aceptada. El Concurso de Ideas “Hagamos populares las Fiestas de Bilbao” fue finalmente convocado por el Ayuntamiento de Bilbao y patrocinado por El Corte Inglés. 

El prólogo fue el siguiente:  “Las Fiestas de Bilbao. 

Durante años y tradicionalmente se ha asegurado que carecen de la autenticidad de una participación popular. Que las Fiestas de Bilbao, en definitiva, no son populares. No trascienden al gran público de Bilbao porque el pueblo no participa en ellas. 

Repetidamente se ha tratado el tema en nuestros medios de comunicación social, en el sentido de que las fiestas en su espíritu y argumento más popular, deben representar el tipismo y la personalidad de un pueblo. 

 Por ello, El Corte Inglés con la colaboración del Ayuntamiento de la Villa y la participación de los medios informativos, convoca el presente Concurso de Ideas bajo el lema “Hagamos populares las Fiestas de Bilbao”.  

Somos los propios bilbaínos quienes debemos aportar, sugerir, las ideas realizables de unos festejos eminentemente populares, que satisfagan a las gentes de nuestros barrios, a la comunidad toda de los vecinos de Bilbao y que respondan a la expresión más sincera de conseguir, entre todos, “hacer un Bilbao mejor”.  

Ahora tenemos la oportunidad de hacer algo positivo, de construir los comienzos de unas verdaderas fiestas del pueblo, pensadas por el pueblo y realizadas por y para el pueblo con la participación de todos los bilbaínos. ¡Esta es la ocasión!”  Se redactaron las Bases del Concurso y, una vez aprobado por la Comisión Municipal Permanente, se lanzó el 1 de abril de 1978 cerrándose el plazo de admisión de propuestas el 31 de mayo. 

El premio era de 100.000 pesetas pagadas por los grandes almacenes.  Se buscaba una amplia participación ciudadana con la presentación de ideas realizables y para ello el articulado que se redacto era sencillo y claro. Las críticas hacia la campaña fueron duras y se la tachó de marketing comercial. A pesar de todo siguió adelante y tuvo bastante éxito. 

 El jurado estaba compuesto por:  Presidente: Jaime Cebrián, teniente de Alcalde de Ayuntamiento de Bilbao y presidente de la Comisión de Gobernación Vocal: Daniel Fernandez Cela, concejal en representación de la Comisión de Cultura. Vocal: Jose Mª Haro: Secretario de la Delegación del Ministerio de Información y Turismo. Vocal: Angel Delclaux: Presidente del Centro de Iniciativas Turisticas. Vocal: Antonio Aguilar: Vicepresidente de la Asociación de Marketing y Publicidad de Bizkaia Vocal: Carmen Fernandez de la Cuadra: Asociación de Vecinos del Casco Viejo Vocal: Mª Jesus Lanciano: Asociación de Vecinos de Irala Vocal: Margari Abajo: Asociación de Vecinos de Iturralde. Vocal: Carmen Moreno: Asociación de Vecinos de Zabala. Una vez cerrado el plazo se habían registrado 37 proyectos. 

El jurado se reunió el 9 de junio de 1978 y seleccionó dos trabajos. El voto de calidad del Presidente del jurado resolvió el empate y el reparto del premio se hizo de la siguiente forma:  El 75% del premio se lo llevó el proyecto “Txomin Barullo” presentado por la Comisión de Cultura y Arte de la Organización en Bizkaia del Eukadiko Mugimendu Komunista (EMK).  

El 25% del premio se lo llevó el proyecto “Tximbo Zarra” presentado por Luis Cardas.  El concurso era consultivo y no vinculante. Sin embargo, tanto desde los movimientos populares como desde los propios ganadores del concurso, se buscó comprometer al Ayuntamiento para que lo llevase a cabo y al final, con muchas reticencias se consiguió.

 1978 fue un año muy especial y coincidió que el movimiento asociativo estaba en auge y que se iba a producir el cambio político en las instituciones.  A raíz de esto, y para crear la Primera Comisión de Fiestas abierta y popular, se convocó a una asamblea en los locales de la biblioteca de Bidebarrieta el 28 de junio a todos los organismos culturales, deportivos, partidos políticos, sindicatos,…

 consiguiéndose una numerosa asistencia. Esa misma noche se conformada la Comisión de Fiestas que se constituiría el 2 de julio. Estaba formada por 17 miembros: Angel Cámara, Maria Jesus Lanciano, Santiago Burutxaga, Alvaro Gurrea, Karmelo Landa, Josepe Zuazo, Itziar Villa, Natxo de Felipe, Antonio Caro, Felipe Fernández, José Manuel Martínez, Marino Montero, Eduardo Aretxalde, Iñaki Bengoetxea, Manu Fernández, Josetxu Martínez y Marga Vázquez.

  En esta Comisión de Fiestas no hubo ningún concejal y fue la más amplia y popular de todas. Hasta el alcalde en funciones, Berasategi, se marchó de vacaciones y toda la responsabilidad para organizar las fiestas quedó en manos de esa Comisión. 

Era curioso ver como todos los estamentos, policía municipal, bomberos, bedeles,… esperaban órdenes de esa Comisión y le presentaban sus informes.  En seguida se pusieron a trabajar para en este corto periodo de tiempo organizar unas fiestas. Se designó a Karmelo Landa, del colectivo cultural Txomin Barullo, como portavoz. 

Las reuniones de la Comisión de Fiestas tenían lugar en el Ayuntamiento, en una sala anexa al Salón Árabe, y el presupuesto aprobado por el Ayuntamiento sería de 8.438.000 ptas. Para no dispersar a los participantes se decide centralizar los actos en un único espacio geográfico, el recinto festivo, y se eligió la zona del Arenal y Casco Viejo. 

En este espacio la mayoría de las actividades serían gratuitas.  Había que buscar un elemento dinamizador y se hizo un llamamiento a la población para crear comisiones por barrios. 

Cuadrillas de amigos, asociaciones, sectores sociales… responden con entusiasmo y se van organizando en konparsas. Se pedían unos requisitos mínimos: contar con su fanfarria y con un mínimo de 50 personas que compartirán trajes de una misma clase.

 Asimismo, cada una levantará su txosna en el recinto festivo (un espacio con barra abierta a la calle donde se servirán bebidas, comidas y se contará con música).

 El periódico La Gaceta del Norte iba informando puntualmente del proceso de formación de las nuevas konparsas. A comienzos de agosto se pensaba que no pasarían de ocho, pero rápidamente van surgiendo nuevas hasta llegar a las 24 que finalmente toman parte, conformando un tejido social de más de 1.600 personas. 

 Se crea entonces la Coordinadora de Comparsas formada por:  1. “Abusu, barrio de La Peña. 2. “Araba Etxea, casa alavesa. 3. “Ardoa Barrura, barrio de Indautxu. 4. “Arrainak, PCE-EPK. 5. “Atxuritarrak, barrio de Atxuri. 6. “Bizizaleak, movimiento ecologista. 7. “Ganorabako. 8. “Kezkalariak, Rekaldeberri. 9. “La Cubiertina Precoz, Rekaldeberri. 10. “Mahats-Herri, barrio de Begoña. 11. “Hontzak, CNT. 12. “Pinpilinpauxa, EHGAM y COPEL. 13. “Pirikiturris, barrio de Zabálburu. 14. “Rekalde, barrio de Rekaldeberri. 15. “Samasiku, barrio de Santutxu. 16. “San Francisco, barrio de San Francisco. 17. “Satorrak, LCR-LKI. 18. “Tomate Egileak, barrio de Deusto. 19. “Tintigorri, barrio de Arangoiti. 20. “Tximboak, barrio del Casco Viejo. 21. “Txintxarri, barrios de Bolueta y Otxarkoaga. 22. “Txomin Barullo, MC-EMK. 23. “Uribarri Gure Sule, barrio de Uribarri. 24. “Yeiki, barrio de Cruces. 

 Dentro de la dinámica emprendida para recuperar señas de identidad de nuestro pueblo, la Comisión se propuso recuperar los Gigantes, cuya tradición en las fiestas se remontaba al siglo XVI, y a Gargantua.

 De la última generación de 8 gigantes realizada en 1962 (Don Terencio y Doña Tomasa, El aldeano y la aldeana, el inglés y la bilbainita , y el angulero y la sardinera) no quedaba ninguno. 

El Gargantua realizado en 1962 por los escultores J.L.Teresa y Tomas Martinez de Arteaga estaba destrozado en un local del ayuntamiento y solo se podía contar con 6 cabezudos desconchados y sin ropaje. Sin tiempo material se contactó con el ayuntamiento de Gasteiz el cual cedió tres parejas de gigantes y su veterano Gargantua de 1922 para la primera Aste Nagusia bilbaina. 

 Apenas una semana antes del inicio de las fiestas, la Comisión encarga a la artista Mari Puri Herrero la realización de un muñeco que habría de servir como seña de identidad tomando como base la dama de Anboto. 

Así nacía Marijaia, una mujer de cuatro metros de altura, con los brazos alzados en actitud festiva y maternal, vestido llamativo y sonrisa eterna, que aparecería por sorpresa en el primer acto.

  Por fin, la tarde del 19 de agosto de 1978 en Begoña la txupinera Mª Jesus Aguirregoitia de la konparsa Uribarri disparaba el txupin. Había nacido la Aste Nagusia, las mejores fiestas del mundo! 

 El éxito fue espectacular y la población se volcó en sus primeras fiestas populares y participativas.


 La bajada de Begoña era interminable y la gente acortó sus vacaciones estivales para regresar porque en Bilbo estaba ocurriendo una maravillosa locura.

 Según contaba El Correo Español en su portada del 23 de agosto que “los mozos tenían que reponer todo aquello que se consumía en las txosnas en cantidades realmente espectaculares. 

Durante el pasado fin de semana se agotaron prácticamente todas las existencias de vino (alrededor de 40.000 litros) a lo que hay que añadir el consumo de otros 40.000 litros de diversos tipos de bebidas y 120.000 de refrescos.

 Y para comer, nada menos que 50.000 barras de pan, 300 kilos de chorizo, 200 de patatas entre otras cantidades igualmente respetables de condimentos para reponer fuerza”.  

Las fiestas terminaron con la quema de Marijaia en la ría. 

Del presupuesto inicial para la Aste Nagusia hubo un superávit de 360.000 pesetas y la Comisión propuso que se invirtiesen en la recuperación de los Gigantes y de Gargantua. 

 Tras las primeras elecciones de esto que llaman democracia, el primer concejal que presidió la Comisión de Fiestas fue el recordado Santi Brouard (HB), contando con la colaboración de Pedro Lopez (PSP).

 Las reuniones se hacían en el Salón de Plenos y ambos, fieles a sus ideas, optaron por dejan trabajar libremente a la Comisión.

  En 1979 la Coordinadora de Comparsas recupera para la Villa los Carnavales. 

El primer desfile se hizo por la Ribera, desde Atxuri hasta el Arenal.  

Para la Aste Nagusia de 1979 se pudo contar con el Gargantua reconstruido, trabajo realizado por Cómicos de la Legua con un coste final de 400.000 pesetas que asumió la Caja de Ahorros Vizcaina. 

Los Gigantes en esta edición fueron de nuevo los de Gasteiz.  

En los Carnavales de 1980, el 24 de febrero, se presentarían por fin los 12 Gigantes: Don Terencio y Doña Tomasa; El aldeano y la aldeana; El Inglés y La Bilbainita; El Minero y La Cigarrera; La Carguera y El Marino; y Zumalakarregi e Isabel II. 

 En 1980 el ayuntamiento, con su alcalde Jon Castañares (EAJ-PNV) a la cabeza, pretendió hacerse con el control de la organización de la Aste Nagusia, apartando a los colectivos ciudadanos.

 El conflicto derivó en dos Comisiones de Fiestas: la Comisión de Fiestas Municipal, formada solo por concejales de EAJ-PNV y la Comisión de Fiestas Popular, formada por la Coordinadora de Comparsas y variados colectivos cívicos con ganas de trabajar por la Fiesta.

 En 1980 se “celebraron” las llamadas Bilboko Jaiak, sin Marijaia, ni pañuelos, ni txupinera, ni konparsas, ni participación popular,… ni ninguno de los símbolos que definen la Aste Nagusia. 

 En 1981 se crea la Comisión Mixta Paritaria de Fiestas, con una representación paritaria de los concejales de todas las formaciones políticas con representación en el Ayuntamiento y de los representantes de la Coordinadora de Comparsas, pero sin colectivos cívicos de ningún tipo y el voto de favor para el presidente.

 Este sistema es el que se mantiene en la actualidad y a esta composición hay que añadir un representante de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo, un representante de la Asociación de Minusválidos y una plaza que hoy en día se encuentra sin ocupar.

 El primer presidente de esta Comisión Mixta Paritaria fue Jose Luis Padura (EAJ-PNV) y fue el que comienza ya a discutir actos puntuales del programa que eran labor de la Coordinadora de Comparsas.  

El primer Certamen Pirotécnico de la villa llegaría en 1981, durante la IV Aste Nagusia. 

Por petición de la Coordinadora de Comparsas, los fuegos comenzaron a lanzarse todas las noches de las fiestas y, en 1982, el concurso ya tenía un suculento premio.  

Así se gestaron el nacimiento de las fiestas más populares de Euskal Herria, la Aste Nagusia, y de su principal agente dinamizador, las konparsas.   

 En esta mesa redonda repasaremos la historia de la Aste Nagusia, su nacimiento y como fueron los primeros años;se describirá el modelo festivo, como se organiza la Aste Nagusia, que es el modelo mixto. que son las konparsas…

 Nos vendrán a la memoria tantos momentos e imágenes especiales…




viernes, 29 de julio de 2022

"La vida padre' es la película definitiva sobre Bilbao; la ciudad es un personaje más"

 

 El actor Lander Otaola  

"La vida padre' es la película definitiva sobre Bilbao; la ciudad es un personaje más"

La película, rodada en el Casco Viejo de Bilbao, promete convertirse en una de las más taquilleras de este otoño.

 Lander Otaola vuelve a trabajar con Karra Elejalde, con el que ya compartió reparto en Ocho apellidos vascos, en este filme, que tras la premiére en el museo, llegará a la gran pantalla el próximo 16 de septiembre.

 La historia comienza cuando Karra Elejalde (Juantxu) regresa a Bilbao después de treinta años, enganchado a la década de los noventa.

 Ve la ciudad como la recuerda, con los astilleros, las chimeneas... 

A su regreso, se encuentra con Mikel (Lander Otaola), el hijo al que tampoco conoce. 

  La vida padre, que se rodó en 2021 y contó con el apoyo de Bilbao Bizkaia Film Commission y la Diputación de Bizkaia, tiene también en el reparto a Enric Auquer, Megan Montaner, Maribel Salas, Gorka Aguinagalde y Manuel Burque.  

 ¿Cómo es su papel en la película? 

 Interpreto al hijo de Karra y hago del hermano crápula de Eric Auquer, que es un chef con muchas estrellas Michelín. 

Me meten de jefe de sala para darme un pequeño puesto.

 Es uno de los personaje cómicos de la película.

  Vuelve a trabajar con Karra Elejalde. 

Es un honor, ¿qué voy a decir? 

Me parece el actor más completo de España. 

Creo que los actores cómicos pueden hacer drama, pero, rara vez, comedia. 

Y Karra es un actor con todo abanico de posibilidades, aparte de ser un grandísimo compañero, antepone siempre la película a sí mismo, y eso no suele pasar en actores de su talla. 

Tiene una generosidad y un talento descomunal. 

Si viviera en Estados Unidos, tendría ya un par de Oscars.

  ¿Cómo definiría ‘La vida padre’?  

Es un filme para todos los públicos que va a llegar al corazón de todo el mundo, pero con el que también se van a reír. 

Pero, aparte de todo esto, creo que es el mayor homenaje cinematográfico que se le ha hecho jamás a Bilbao, la película definitiva sobre la capital vizcaina, que es un personaje más. 

  ¿Por qué?  

Muestra los dos Bilbaos, ese Bilbao ochentero lleno de grafitis, con mucha droga, con lluvia y terrorismo de fondo; y el de ahora, que parece de postal.

 A la gente mayor y a los jóvenes, les va a llevar a un punto muy nostálgico recordando también ese Bilbao que se fue, y que era muy gris, aunque también era fascinante y muy cinematográfico.  

 Los exteriores se rodaron sobre todo en el Casco Viejo. 

 El restaurante está ubicado en el Casco Viejo, pero también sale la ría, el Guggenheim, Ciudad Jardín, la Alhóndiga... 

El director Joaquín Mazón dice que Bilbao es una ciudad con muchas posibilidades que todavía están por descubrir. 

 También la gastronomía es un elemento importante en la película.  

Sí, tanto Karra como Eric y yo nos dedicamos en la película a la cocina, aunque hay un poco de parodia de la gastronomía moderna, de cómo reiventar el bacalao al pil pil o unos pimientos rellenos, los platos clásicos bilbainos... 

La gente que vea La vida padre se va a reír mucho, al público de Bilbao le va a emocionar, pero además aborda un tema universal.

 Al final, trata sobre la relación entre un padre y un hijo.

 El objetivo es también arrasar en taquilla, sale con muchas copias en septiembre y esperamos que la gente vaya en masa al cine, ahora que después de la pandemia está volviendo.

  ¿Tuvieron que aprender a cocinar?  Ja, ja, ja...

 Como era el jefe de sala no tuve que aprender, pero me encanta cocinar. 

Karra y Eric sí tuvieron que hacer algún curso.

   En la Aste Nagusia, también le veremos con ‘Yo soy pichichi’, en la Sala BBK.  

 Es la tercera temporada.

 Estuvimos dos en Pabellón 6 y lo llenamos todo.

 La obra es un viaje nostálgico a un Euskadi que no volverá, pero, sobre todo, es un cabaret divertido, socarrón, emocionante y para toda la familia.

 Es un musical con piano y batería en directo sobre Rafael Moreno Aranzadi, que fue el primer futbolista de la historia del fútbol español, nacido y criado en el Casco Viejo de Bilbao y sobrino de Unamuno. 

Las 10 funciones de la sala BBK coinciden precisamente con el 100 aniversario de la muerte de Pichichi. 

Teníamos claro que si no había Aste Nagusia, no podía volver la obra, así que hemos esperado dos años y hemos vuelto. 

  Buscando llenar el teatro... 

 Esperamos que ocurra lo mismo que las dos anteriores temporadas. 

Tiene que ir bien porque vamos a taquilla y si la gente no viene, perdemos dinero.

 Así que digo a todo el mundo que venga en masa porque es una producción nuestra, sin ningún tipo de subvención ni ayuda pública.

 Dependemos mucho de que el público venga. 

Además, somos la opción más barata de Aste Nagusia con entradas a quince euros.

 Son precios populares, queremos llenar el teatro.  

 Últimamente, hace mucha comedia...   

Es curioso, en cine y televisión casi siempre hago personajes cómicos y, sin embargo, en el teatro me tocan muchos autores con textos dramáticos. 

He hecho mucho Chejov, Shakespeare... 

Es como si tuviera dos carreras, una cómica en cine y televisión y otra dramática en el teatro. 

 ¿Y cómo se siente más cómodo, como actor cómico o dramático?  

Mientras el papel sea interesante, me da igual, me importa el personaje, no el género.  

Dicen que es más difícil hacer reír que llorar, ¿está de acuerdo?  

Estoy completamente de acuerdo, los premios se los dan a personajes dramáticos.

 Si tú interpretas a uno que está sufriendo mucho, que tiene una enfermedad terminal, que se acaba de divorciar o se ha quedado huérfano, tienes más posibilidades de llevarte un premio que si haces un personaje cómico. 

Y creo que hay más actores cómicos buenos que dramáticos 

El drama se puede conseguir de una manera más efectista y la comedia solo se puede desde el talento.

 En España, los últimos actores que se llevaron un Goya con una comedia fueron Karra (Elejalde) y Carmen Machi por Ocho apellidos vascos y en los Oscar no recuerdo la última vez. 

Quizás Jack Nicholson por Mejor... imposible en los años 90. 





domingo, 10 de julio de 2022

Gora San Fermín. Txoria Txori . Iruñea Nafarroa

 


 

San Fermin Bestak  

 Gora San Fermín

*


Txoria Txori    Iruñean Kantuz. 

Iruñea Nafarroa  Pamplona Navarre.

***

"Elantxobe Urdaibai"




sábado, 2 de julio de 2022

El Parlamento Vasco ha dado luz verde a la Ley de Protección de Animales Domésticos

 

 

Un joven abraza a su perro en un parque. 

 El Parlamento Vasco ha dado luz verde a la Ley de Protección de Animales Domésticos que regulará la protección, comercialización y tenencia de los animales de compañía. 

En Euskadi hay registrados cerca de 400.000 perros, 27.000 gatos, 900 hurones y se calcula que hay más de dos millones de animales de producción como vacas, ovejas, caballos, aves…

 La principal aportación de la ley que sustituye a la de 1993 es que considera a los animales como seres vivos y “sintientes”. 

Y como tales se fomenta el buen trato dentro del entorno de convivencia desde el respeto y la consideración.

 No son cosas.  

Este principio de la ley implica que los dueños deberán proporcionar “cuidados de por vida” a sus animales garantizándoles libertad de movimientos, evitándoles los sistemas de sujeción permanentes, tratamientos veterinarios, evitar su reproducción incontrolada, tener un seguro de responsabilidad civil o su registro oficial.

 Se supera así la percepción de las mascotas como regalos, caprichos o incluso juguetes, una actitud que ha generado comportamientos sociales indeseables. 

 El régimen sancionador contempla multas que van de los 100 a los 100.000 euros y castiga duramente el abandono y el maltrato animal.

 El maltrato, por acción u omisión, revestirá especial gravedad.

 Además, el veterinario que detecte cualquier indicio de cuidado inadecuado lo deberá denunciar a la Autoridad competente en materia de bienestar y sanidad animal. 

Además, se especifica que, tanto el sacrificio como la eutanasia, cuando sean inevitables, requieren de la intervención veterinaria.  

No obstante, la ley vasca mantiene las excepciones de los espectáculos taurinos, la caza o la pesca así como el exterminio de las plagas urbanas, ya que estas actividades se regirán por una normativa específica. 

A partir de ahora queda prohibida la exhibición de animales vivos en los escaparates de las tiendas así como el uso de los animales como reclamo publicitario, en sorteos o rifas.

 También se pondrá coto al comercio de animales entre particulares y fuera de los centros de cría autorizados.

 Según el Gobierno vasco se trata de una “ley progresista y equilibrada, que nace con un amplio apoyo social e institucional, y que contribuye a hacer de Euskadi una sociedad más avanzada y civilizada en el trato a los animales”. 

 Máximo 24 horas solos 

Otra de las aportaciones de la ley es que los animales no podrán estar solos más de un día. 

En el caso de los perros, este plazo no podrá ser superior a doce horas consecutivas, salvo los perros de pastoreo durante el tiempo que estén trabajando y con un plazo máximo de 48 horas consecutivas.

 La ley no dice cómo se vigilará el cumplimiento de este artículo. 

Por otro lado, las autoridades podrán imponer la vacunación, el tratamiento obligatorio, el internamiento o aislamiento, y el sacrificio de los animales a que hace referencia esta ley, por razones de sanidad animal o salud pública debidamente justificadas.  

   La Ley de Protección de Animales Domésticos ha salido adelante con el apoyo unánime de la Cámara Vasca (excepto Vox). 

En el pleno de ayer jueves todos los grupos destacaron el “equilibrio” y el carácter integral de una normativa necesaria ante el creciente número de animales de compañía que hay en Euskadi.

 El único pero ayer lo puso la ultraderechista Amaia Martínez quien justificó su no diciendo que solo apoyaría una ley de protección animal que responda a “un modelo de país unido”. 

 Novedades Ley  El Parlamento Vasco ha aprobado la Ley de Protección de Animales Domésticos, que recoge la normativa en relación a la protección en sanidad, comercialización y tenencia de estos animales sobre la base de considerarlos “seres sintientes”.

    Prohibiciones 

 El Abandono de animales y el mantenimiento de los mismos en situaciones donde puedan peligrar su vida.  

El Sacrificio de animales que se encuentren en centro de recogida. 

 El comercio de animales de compañía fuera de los centros de cría debidamente autorizados.  

La donación de animales como reclamo publicitario, sorteo, rifa, trueque, premio o recompensa. 

 La exhibición de animales vivos en escaparates comerciales.  

Los espectáculos con animales , salvo los que posean sus propios reglamentos de desarrollo.  

La Puesta en libertad o introducción en el medio natural de ejemplares de cualquier animal distinto a los animales autóctonos silvestres.  

Viajar con animales atados a vehículos en marcha.  

Manipular artificialmente a los animales .  peleas inducir, promover, participar u organizar peleas o actos violentos entre animales. 

 Eliminar cadáveres de animales de compañía domésticos.
 

Mercado de La Ribera

 

  Mercado de La Ribera


 Puestos Mapa Bilbao tiene una larga tradición con sus Mercados municipales de abastos. 

 Estos mercados tienen mucha importancia en el desarrollo socioeconómico de Bilbao.  

El Mercado de La Ribera se inauguró el 22 de agosto de 1929.

 Desde entonces hasta hoy en día, se han multiplicado los mercados municipales, al expandirse la Villa de Bilbao de manera geográfica y demográfica.

 Hoy en día hay 7 Mercados municipales. 

 Bilbao Zerbitzuak gestiona de manera directa los mercados de San Ignacio y de La Ribera. Y gestiona de manera indirecta los mercados de Deusto, Trauko, Otxarkoaga, Ensanche y Labayru – Abando. 

Estos últimos mercados los gestiona a través de las sociedades mercantiles que crean los comerciantes de cada mercado.  

El Mercado de La Ribera tiene una dimensión especial por ser el primero. 

Pero también por su ubicación en el Casco Viejo de Bilbao, el corazón histórico de la Villa.

 El Mercado de La Ribera tiene la misma protección del Casco Viejo de la Villa como Conjunto Histórico-Artístico de carácter nacional. 

*


Tal y como dicen el Decreto 543/1995, de 29 de diciembre (BOPV 16/01/1996) y el Decreto 3290/1972, de 9 de noviembre.  

Nuestros Mercados representan una parte fundamental del patrimonio histórico, cultural y arquitectónico de Bilbao.

 Tienen una amplia oferta de productos y acercan el comercio local a la ciudadanía y a las personas que nos visitan. 

 Además, los Mercados municipales son fuentes para genera de nichos de trabajo y forman parte de la economía local.

 Esta economía local se distingue por el comercio de proximidad, calidad y confianza. 

Todo esto es la característica principal de nuestros Mercados y de las personas profesionales que ejercen su actividad en los mismos.

 







miércoles, 29 de junio de 2022

La Otxoa: historia de un icono de Bilbao y del activisimo LGTBIQ

     


La Otxoa: historia de un icono de Bilbao y del activisimo LGTBIQ 

 Un referente de la lucha por la normalización y visibilidad de la diversidad sexual.

Si hablamos de la lucha por la normalización y de los derechos del colectivo LGTBIQ+ podríamos mencionar a mucha gente. 

Sin embargo, si acotamos esto a la ciudad de Bilbao, La Otxoa es sin duda alguna nuestra protagonista. 

Historia viva de la lucha por la libertad afectiva, lleva el activismo y la igualdad por bandera, y lo hace «Con mucho… Orgullo».

 Publicidad  La Otxoa: historia de un icono de Bilbao y del activisimo LGTBIQ 

Un referente de la lucha por la normalización y visibilidad de la diversidad sexual. La Otxoa. 

Si hablamos de la lucha por la normalización y de los derechos del colectivo LGTBIQ podríamos mencionar a mucha gente. Sin embargo, si acotamos esto a la ciudad de Bilbao, La Otxoa es sin duda alguna nuestra protagonista. 

Historia viva de la lucha por la libertad afectiva, lleva el activismo y la igualdad por bandera, y lo hace «Con mucho… Orgullo». 

 Este es precisamente el nombre del último disco que ha sacado José Antonio Nielfa, más conocida como «La Otxoa» cuando está encima de los escenarios. 

Nacido en el barrio de San Francisco en 1947, la dictadura franquista le obligó a pasar por la cárcel debido a su homosexualidad, pero con su salida llegó el icono del movimiento gay en España. 


 Aste Nagusia de 1979: «Libérate»

 

*

«Libérate. Ser mariquita no es un delito, no lo calles lanza el grito». 

Al son de esta letra, y hace ya 42 años, La Otxoa realizó una actuación histórica para la visibilidad y normalización del movimiento gay. 

Bajo una letra que animaba a liberarse, a comunicar su verdadera orientación sexual, la gente se sintió arropada, entendida.  

La homosexualidad parecía algo casi inexistente en esa época, sin embargo, la realidad se escondía bajo una superficie que La Otxoa ayudó a romper y a liberar. 

Miles de personas se unieron a ese grito que se convertiría en todo un himno gay lleno de activismo.  


La Otxoa y Bilbao, uno 

 

*

Tanto sus canciones como su vida reflejan una clara unión con el Botxo. 

Además de ser La Otxoa encima de los escenarios, José Antonio regentó un bar que cogía el nombre de su personaje artístico, «Otxoa».

 Este bar fue todo un referente de la noche bilbaína y el lugar en el que José Antonio pasó las noches de más de 32 años.

  José Antonio es un vanguardista, un «humorista con faldas» tal y como se define él mismo, que siempre se ha mostrado sin tapujos tal y como es. 

Un referente de la lucha por la normalización y visibilidad de la diversidad sexual que ha conseguido con su arte y personalidad marcar un antes y un después en la historia.