martes, 13 de noviembre de 2018

Bilbao se queda sin ‘sustansia’ con el fallecimiento de K-Toño Frade

Bilbao se queda sin ‘sustansia’ con el fallecimiento de K-Toño Frade

Bilbao se queda sin ‘sustansia’ con el fallecimiento de K-Toño Frade


 El dibujante, caricaturista y escritor costumbrista, uno de los últimos txirenes que dan lustre al botxo, muere a los 73 años


  Pido prestado el son y el llanto a Aristóteles Limonta y su Vieja Trova Santiaguera para cantar en duelo el compás de aquella canción premonitoria, Lágrimas negras, que decía, si no me equivoco, algo así como “sufro la inmensa pena de tu extravío, / siento el dolor profundo de tu partida /...”.


Porque a K-Toño Frade, al nieto del artista vidriero y pergaminista Antonio Frade y al hijo del dibujante, cartelista y periodista Juan Antonio Frade K-Toño, de quien heredó su huella, solo se le puede despedir así, al abrigo de esas canturriadasque tanto amó.
 

A los 73 años con los que se ha ido el gran txirene (llamarle Jon Andoni o Juan Antonio hubiese sido en vano: se había quedado con el nombre artístico, K-Toño, para cualquier asunto terrenal...), el hombre que sobrepasó el siglo XX, susiglo, puede decirse que, más allá de su familia (su viuda, Begoña;sus tres hijas, Elixabete, Miren y Andoliñe, y sus siete nietos...), ese amor a las voces campanudas solo estaba una escala por debajo de la Amatxu de Begoña, Indautxu -“no hubo un hombre más de barrio que él”, me recordaba ayer una voz amiga y entrecortada por la emoción...- y el Athletic.

 
No por nada, su padre fue el inventor del término forofogoitia,adjetivo que aplicaba a cuanto aficionado se cruzaba a su paso con pasión desmedida. Ha sido león en la grada durante 65 años. “Como buen bilbaino, me hicieron socio en la primera comunión, pero seguidor era de antes”, creo recordar que me contó en cierta ocasión. 


K-Toño Frade.



Quien quiera despedirle podrá hacerlo mañana miércoles, 14 de noviembre, a partir de las siete y media de la tarde, en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen. De Indautxu, of course.Quien quiera olvidarle no podrá. ¿Cómo hacerlo si fue un hombre con voz propia y vida alegre? ¿Cómo olvidarle si la K de K-Toño es de Kojonudo me preguntaba ayer un viejo amigo común. 


Quienes compartieron con él camino bien saben cuáles eran sus credenciales de bilbainía txirene. Iba a decir aquello de “tomando un café con él...” pero la verdad es que jamás le vi tomar café.


Lo que recordaba (la memoria galopa enloquecida...) diciéndome aquello de “que mis nietos llamen chapas a los iturris y peonzas a las trompas, no me gusta nada. Que terminen ahora las palabras en -ado, cantado, cuando aquí siempre se ha dicho cantau, es una pena”. K-Toño ya, ven, era puro estilo.


Un estilo de vida.


Con el paso de los años dio la impresión de que la figura de K-Toño fue estilizándose, cogiendo forma a los forofogoitias que dibujaba su padre. “Cada día se parece más a una de sus caricaturas”, decían algunos de sus amigos


. El propio Athletic, cuya insignia llevaba en la solapa “para tenerlo más cerca aún del corazón”, le recordaba ayer en el adiós.


 “Fue uno de los más insignes forofogoitias rojiblancos que colaboró con la revista oficial del club en la década de 1970 con sus chistes de forofogoitias e interpretaciones de los jugadores del Athletic de las plantillas de la segunda mitad de la citada década”, dijo ayer el club por sus canales oficiales.



Por oficios tuvo los de dibujante, cartelista, caricaturista, ilustrador de libros y escritor costumbrista y por reconocimientos tuvo, además de los citados, el de farolíny el de Romero de Honor de la Virgen de Begoña.


Una de sus obras más conocidas es el libro Sucedidos botxeros y bilbaínos selebres y txirenes, un compendio de 127 artículos publicados en el periódico municipal Bilbao desde 1993.


No es suficiente con esa reseña para contar su vida. Permítanme que se lo cuente de otra manera.


Que levanta el vuelo un chimbo, experto en txirenadas, que se encontraba kilikolo desde hace un tiempo pero que jamás fue txotxolo (potxolo sí, solo faltaba..) ni facanasai.


 Agur, laztana.


Dejas Bilbao sin sustansia.


 Jon Mujika






El emocionante cántico de las mujeres en la manifestación en la huelga de Bilbao


*

El emocionante cántico de las mujeres en la manifestación en la huelga de Bilbao



*



 Letra gracias a Sofia Pardo


 A la huelga A la huelga compañera, no vayas a trabajar


Deja el cazo, la herramienta, el teclado y el ipad


 A la huelga diez, a la huelga cien, a la huelga madre ven tu también


 A la huelga cien, a la huelga mil, yo por ellas madre y ellas por mi. 


Contra el estado machista nos vamos a levantar, Vamos todas las mujeres a la huelga general 


A la huelga diez, a la huelga cien, la cartera dice que viene también.


 A la huelga cien, a la huelga mil, todas a la huelga vamos a ir.


 Se han llevado a mi vecina, en una redada mas, Y por no tener papeles ahi la quieren deportar.


 A la huelga diez, a la huelga cien, Esta vez queremos todo el pastel


 A la huelga cien, a la huelga mil, todas a la huelga vamos a ir. 


Trabajamos en precario sin contrato y sanidad 


Y el trabajo de la casa no se reparte jamás.


 A la huelga diez, a la huelga cien, esta vez la cena no voy a hacer.


 A la huelga cien, a la huelga mil, todas a la huelga vamos a ir. 


 Privatizan la enseñanza, no la podemos pagar Pero nunca aparecimos en los temas a estudiar.


 A la huelga diez, a la huelga cien, en la historia vamos a aparecer.


 A la huelga cien, a la huelga mil, todas a la huelga vamos a ir. 


A la huelga diez, al huelga cien , a la huelga madre ven tu también.


 A la huelga cien, a la huelga mil, yo por ellas madre y ellas por mi. yo por ellas madre y ellas por mi. 

yo por ellas madre y ellas por yo por ellas madre y ellas por yo por ellas madre y ellas por mi.

8M en Bilbao: Una huelga histórica con cabida para TODAS






La convocatoria de la Huelga Feminista de este 8 de marzo de 2018 ha sido capaz de reunir en las calles a mujeres de distintas generaciones, ideologías, procedencias y profesiones.



 

jueves, 1 de noviembre de 2018

Somos un país a orillas del Cantábrico...

*


Somos un país a orillas del Cantábrico...


 

viernes, 12 de octubre de 2018

La carta de Ónega: "Cómo te quiero Bilbao"

*

La carta de Ónega: "Cómo te quiero Bilbao"



*


 Fernando Ónega dedica una emotiva carta a Bilbao. 
  





jueves, 13 de septiembre de 2018

domingo, 9 de septiembre de 2018

Goldaracena baja la persiana a 84 años de vida comercial

La droguería de Ibáñez de Bilbao echó a andar en 1934./JORDI ALEMANY


La droguería de Ibáñez de Bilbao echó a andar en 1934. / JORDI ALEMANY
 

El cierre de la droguería más antigua de Bilbao, fundada en 1934 y gestionada por tres generaciones, dejará a la villa sin uno de sus negocios más clásicos



Con el próximo cierre de la droguería y perfumería Goldaracena, la más antigua de Bilbao, el comercio despedirá a uno de esos negocios de toda la vida que dieron solera a Bizkaia.


 También pasará página, casi de forma definitiva, a esas tiendas de clásicos y elegantes mostradores de madera donde el tendero y sus clientes todavía entablaban conservaciones impensables en centros modernos.


«Deme dos paquetes para cucarachas», solicita con la voz bien alta una joven ejecutiva.


 «Que sepa que no evitará que le entren más cucarachas, pero las que tiene en casa, ya no salen. Acaban muertas», responde el dueño.


Todo suena a distinto y entrañable en el local de Joaquín Goldaracena. Lo mismo despacha raticidas que vende frascos de colonia de Álvarez Gómez, quitamanchas, antideslizantes, cera de abeja, barnices, bayetas, productos antimoho...


«Todos ecológicos, de gran calidad y respetuosos con su salud y el medio ambiente», advierten los folletos publicitarios desplegados sobre el mostrador.


Hay de todo. Lo más impensable que uno pueda imaginar lo encuentra en este pequeño comercio que su abuelo puso en marcha hace 84 años. Abrió sus puertas en 1934, pero, «como todo tiene un principio y un final», Goldaracena está a punto de bajar la persiana. «Es ley de vida», reflexiona.

Tarjetas manuscritas


¿Cuándo? «En cuanto liquide lo que tengo», subraya Joaquín, el mismo comerciante que aportó un plus diferencial a una forma de comerciar al borde de la extinción. Todos los artículos a la venta, ya estén expuestos en el escaparate o en las estanterías interiores, detallan su composición. Pero no de cualquier manera.


Siempre de su puño y letra, con una excelente caligrafía y una mejor ortografía, Goldaracena describía con delicadeza la composición de los productos en pequeñas tarjetas manuscritas.


Aquel gesto atrajo la atención de muchísimos transeúntes que acababan pegando sus narices a la cristalera del número 8 de Ibáñez de Bilbao. «Trabajé varios años al lado de la droguería.


Cuando salía de la oficina a fumar, me entretenía leyendo las tarjetas», recuerda Galder Reguera, autor del libro 'Hijos del fútbol'.


 Escritas con las mismas manos con las que Joaquín sorprende ahora a los viandantes con un mayúsculo 'ME JUBILO', anticipando el inminente adiós de todo un clásico.



 LUIS GÓMEZ










domingo, 26 de agosto de 2018

viernes, 24 de agosto de 2018